II Jornadas OKGREEN: Gestión forestal sostenible

II Jornadas OKGREEN: Gestión forestal sostenible

Expertos en gestión forestal: «La no acción en los montes, un gesto muy ecológico, nunca es una opción»

Expertos en gestión forestal destacan la importancia de la colaboración público-privada para poder llevar a cabo acciones en los montes que hagan descender la masa y prevenir los incendios forestales, introducir nuevas especies animales y cuidar de la biodiversidad de nuestros bosques. Defienden que las acciones en los montes son necesarias y que la no actuación en los mismos, un gesto muy ecológico, no es una opción. Esta son algunas de las ideas que se han expuesto en la mesa de debate Gestión forestal sostenible en la Comunidad de Madrid, celebrada en las II Jornadas OKGREEN, celebradas en la Fundación Giner de los Ríos de Madrid.

En el espacio, que ha sido moderado por el periodista de OKGREEN, Antonio Quilis, han participado Irene Aguiló, directora general de Biodiversidad y Gestión Forestal de la Comunidad de Madrid; Miguel Ángel Duralde, presidente de ASEMFO; Alfonso San Miguel, Dr. Ingeniero de Montes y catedrático en la Universidad Politécnica de Madrid, y Fernando Enríquez, presidente de ASERPYMA.

Aguiló, desde la Comunidad de Madrid, destaca en su intervención que «el sector forestal es muy importante en nuestro país. Es un territorio muy arbolado, con una gran potencialidad. Un 55% del territorio es terreno forestal, está aumentando, además, por el abandono de las tierras agrícolas y aumenta la biomasa por el abandono de los pueblos, aumentando el riesgo de incendios o plagas en los bosques, entre otras cosas».

Por tanto, detalla, «el gran reto para la CAM es gestionar esas masas y equilibrarlo el territorio, esto consiste en potenciar los aprovechamientos forestales, no sólo de la madera, sino de todos los recursos, como son los pastos, los frutos, etc. Es decir, infinidad de cosas, como también la captación de agua y CO2, así como conseguir fijar la población rural, están asociadas a esta gestión forestal. El reto es gigante, siempre pido a las universidades y otras organizaciones que nos ayuden».

Duralde, ingeniero de Montes, señala que «la empresa privada es la respuesta a un modelo de sociedad, en primer lugar. Y por eso hay colaboración público-privada, en este caso con trabajos de servicios forestales. Nosotros somos la herramienta que ejecutan las políticas de la Administración Pública, gracias a la libre competencia».

Destaca también Duralde que, en este momento, «estamos en un marco de cambio global de usos del territorio, uno de ellos es el cambio climático, y también en un momento de sensibilidad hacia el medio ambiente, con un modelo un poco Bambi porque tenemos una sociedad demasiado urbana, ya que la sensibilidad del ser humano hacia el medio ambiente siempre ha sido permanente, somos partes de él, pero nos hemos estado desacoplando»,

Y añade, también, que «tenemos un problema mediterráneo que es la falta de productividad de los recursos que nos da el bosque. Creo que la sociedad necesita formación para aprovechar esa intensidad del medio ambiente y comprender a necesidad de la gestión forestal, las empresas de servicios forestales somos una herramienta más para colaborar con la sociedad, junto al resto de las empresas que buscan la sostenibilidad, nosotros les ayudamos en esta necesidad». 

Por su parte, Enríquez, desde ASERPYMA, celebra la colaboración público-privada es «una oportunidad» que «afrontamos con optimismo». «Este sector en Madrid es amplísima, requiere de gran inversión que es imposible de abordar, esta colaboración creo que es una oportunidad de suplir esa complicación en la inversión de los montes. Y es que esto es importante porque la no gestión de estos montes no es una opción. Si no actúas, que es una acción ecológica, el monte se llena de biomasa, y en Madrid –con siete millones de personas– es imposible conservar y tener acciones de prevención de incendios porque, aunque no haya pirómanos, hay una acción del hombre en su día a día que puede provocarlos. Por eso no es una opción». 

Y también ha destacado, en este escenario, la gestión de la introducción de la cabra montesa. «En La Pedriza y fue una acción de éxito, pero requiere de una gestión posterior, si no es así condenas a la cabra a la zoonósis como la sarna. Pones en sufrimiento a los animales. Necesitamos una gestión de la actuación cinegéticas o la gestión pública. Lo tienes que hacer y la empresa privada es una oportunidad para poder suplir esta falta de presupuesto», comenta.

Por último, San Miguel, Dr. Ingeniero de Montes y catedrático en la Universidad Politécnica de Madrid, señala en su intervención que «el terreno forestal es mucho más que el bosque, es todo lo que no es industrial y todo el campo que no es cultivado. Nosotros tenemos la responsabilidad de resolver y gestionar ese territorio, y todo lo que pasa en él. Tratar de satisfacer las necesidades de la sociedad, somos muchísimos y cada día necesitamos más cosas, y no cargarnos nuestra casa común porque somos muchos. Esta es nuestra responsabilidad en el ámbito forestal, es decir, mucho.

«La universidad hace varias cosas», destaca, es «recopilar el conocimiento para formar a los profesionales de Ingeniería de Montes, y avanzar en el conocimiento científico y transferirlo a la sociedad, así como colaborar con las empresas y las Administraciones, que es lo que hacemos a través de trabajos de impacto, conservación de la biodiversidad, etc. El monte no es sólo madera. Y también los servicios socioculturales, se piden paisajes y salir al campo a andar y montar en bicicleta, eso también es nuestra responsabilidad. Tenemos mucho trabajo».

Fuente: https://okdiario.com/eventos/

5/5 - (2 votos)
1 210