Las limitaciones a la biomasa reciben críticas en Asturias

Las condiciones de las subastas para impulsar las energías renovables en España han sido recibidas con críticas y malestar entre las empresas y los sindicatos por las restricciones al tamaño de las centrales de biomasa, que pueden impedir el acceso a las pujas de los principales proyectos que existen en Asturias. El Principado está sopesando presentar alegaciones, aunque no ha precisado su alcance.

CCOO fue ayer la organización más explícita contra los planteamientos del Ministerio de Transición Ecológica. Particularmente, el hecho de que una central no pueda acceder a más de la mitad de la potencia subastada. Como esta última será de 80 megavatios este año y de 60 en los siguientes, los proyectos asturianos de 50 megavatios (la transformación de la central de Hunosa en La Pereda para biomasa y la planta de Greenalia para la Zalia) podrían quedarse por el camino si la norma, ahora en consulta pública, se vuelve firme.

“El escaso volumen de potencia a subastar y la imposibilidad que conlleva poner en marcha proyectos de determinado tamaño pone de manifiesto la nula apuesta de la ministra Ribera –Teresa Ribera, titular de Transición Ecológica– con la biomasa, siendo esta la tecnología que más empleo genera y la que mejor se adapta a nuestra región”, criticó la Federación de Industria de CCOO. El sindicato anunció alegaciones y emplazó al Gobierno regional a presentarlas también. El Principado lo está evaluando.

Fuentes empresariales explicaron que los requisitos de la subasta, de confirmarse, harían inviables las centrales de 50 megavatios, pero también podrían comprometer la construcción de otras más modestas.

Fuente: www.lne.es/economia/

1 28