Invertir en derechos de carbono en España

Invertir en derechos de carbono en España

¿Invertir en derechos de carbono? El minorista español ya puede hacerlo. En este país se puede invertir en ellos a través de un vehículo de WisdomTree. Este activo empieza a aterrizar con cuentagotas en las carteras ‘retail’.

El mes pasado, en el marco de una serie de entrevistas a las principales gestoras españolas (CaixaBank, Santander, BBVA e Ibercaja), Jaime Martínez, responsable global de asignación de activos de BBVA AM, explicaba el atractivo que tienen los derechos de carbono. De acuerdo con algunos informes, deberían duplicar o incluso triplicar su precio de aquí a 15 años. Los créditos de carbono cotizan dentro del Régimen de comercio de derechos de emisión de la Unión Europea, más conocido por sus siglas en inglés, ETS, que es la referencia a nivel mundial. Actualmente, el precio de cada derecho ronda los 70 euros. Está lejos todavía de sus máximos históricos, que alcanzó en 2022, al filo de los 100 euros.

«El precio subió muchísimo en los últimos cuatro o cinco años, desde que se abrió [este mercado, en 2005], y en los últimos 12 meses ha bajado; probablemente se había inflado, al calor de la sostenibilidad», explicaba Martínez. «Pero es un tema de oferta y demanda», advertía: «La oferta la marca la UE, que cada vez va a emitir menos derechos de carbono, porque lo que pretende es que se contamine menos». Ese es el argumento a favor de este activo: el empuje estructural a que cada vez cueste más contaminar. «La corriente te lleva a que el precio suba», explicaba el responsable de asignación de activos de la gestora de BBVA. Jaime Martínez también señalaba que la entidad está ofreciendo este tipo de inversión para un vehículo muy concreto, y que lo reservarán a productos que, por algún motivo, tienen un componente sostenible particular. Los casos de ‘greenwashing’ suben un 26% en la Unión Europea.

Cotización del derecho de emisiones de carbono

¿Qué son los créditos de carbono? Se trata de un instrumento internacional que permite a empresas y países compensar sus emisiones de dióxido de carbono invirtiendo en proyectos que mitiguen los gases de efecto invernadero; por ejemplo, a través de la captura de CO2 o la reforestación. No son otra cosa que «permisos para emitir», de ahí que en Europa se denominen EU Allowances (EUA). Un crédito de carbono da derecho a emitir una tonelada de dióxido de carbono (o el equivalente en otro gas de efecto invernadero).

Por ahora son limitadísimas las opciones que tiene el particular para invertir en derechos de carbono. Morningstar recoge un solo producto a la venta en España, el WisdomTree Carbon (EUR) | CARB, que en este país ofrece MyInvestor, a través de Inversis. Se trata de un ETC (exchange traded commodity). Los ETC son la versión de los ETF (exchange traded funds) para invertir en commodities, ya que la normativa no permite a los ETF invertir en una única materia prima. El WisdomTree Carbon (EUR) | CARB pierde en lo que llevamos de año un 9%, y se deja algo más de un 13% anualizado a 2 años, según los datos de Morningstar (en el contexto de que el carbón viene de tocar máximos históricos en 2022). Lanzado en agosto de 2021, este producto todavía tiene un track record limitado.

Según se explica en el blog de Self Bank, a diferencia de los ETF, los ETCs no son IICs (Instituciones de Inversión Colectiva) sino productos cotizados. «Invertir en ETC significa comprar participaciones emitidas por una entidad por un valor referenciado al precio de una materia prima», señalan. El producto de Wisdom Tree es de réplica sintética y no física, lo que quiere decir que copia a través de swaps (derivados) el comportamiento de su benchmark, que, según recoge la web de Morningstar, es el índice Solactive Carbon Emission Allowances Rolling Futures index, que refleja el precio de los futuros sobre derechos de emisión de carbono de la UE. «Los vehículos de réplica sintética suelen ser más complejos y de mayor riesgo que los de réplica física, ya que conllevan un riesgo de quiebra de la contrapartida del derivado (swap)», advierten desde Self Bank.

Precisamente el pasado lunes, 3 de junio, la gestora suiza UBS AM lanzaba el UBS European Physical Carbon ETC, que viene a sumarse al goteo de nuevos productos que hemos ido viendo en los últimos tiempos. En noviembre de 2023, DWS puso en el mercado el Xtrackers Physical Carbon EUA ETC Security (XEAL); algo más longevo es otro ETC, también de réplica física, el SparkChange Physical Carbon EUA ETC (CO2), que data de octubre de 2021; pero estos vehículos no están a la venta en España.

Fuente: www.eleconomista.es

5/5 - (1 voto)
2 47